NASA: un pasante descubre exoplaneta siete veces más grande que la Tierra

La agencia espacial de Estados Unidos tuvo dos protagonistas inesperados. Uno de ellos es Wolf Cukier, un joven pasante que en 2019 se unió a la NASA en un programa de voluntariado. El otro es TOI 1338 b, un exoplaneta hasta ahora inédito, descubierto por Cukier.

Aquel es un planeta que gira fuera de nuestra galaxia y está ubicado a 1.300 millones de años luz. Según explicaron desde el organismo estadounidense, su tamaño es un poco inferior al de Saturno y es 6.9 veces más grande que la Tierra. Por otra parte, tiene una singular característica: el exoplaneta es circumbinario, es decir, gira alrededor de dos soles.

La imagen principal de esta nota es una ilustración que muestra a las estrellas en el sistema formando un binario eclipsante. En ese sentido, desde la NASA indicaron que si pudiéramos volar cerca de TOI 1338 b veríamos un eclipse cada 15 días.

“¡Resultó ser un planeta!”

“Al principio pensé que se trataba de un eclipse estelar, pero no era el momento adecuado para que sucediera. ¡Resultó ser un planeta”, dijo Cukier, que después de graduarse en una escuela secundaria en Nueva York, en 2019 se unió al Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, en el marco de una pasantía de verano.

¿Cómo descubrió el exoplaneta, cuyo hallazgo celebra la agencia espacial? El joven revisaba datos que otros voluntarios habían marcado como “binaria eclipsante”. Luego de tres días de revisiones identificó una señal del sistema TOI 1338.

El programa de exploración astrofísica conocido como TESS, que dirige la NASA en colaboración con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), ha tenido una relevancia cardinal en este hecho. La misión se apoya en un satélite con cuatro cámaras, especialmente diseñado para descubrir exoplanetas. Esas cámaras toman una imagen de un fragmento del cielo cada 30 minutos, durante 27 días.

Las tomas son posteriormente examinadas por los investigadores, permitiéndoles saber cómo el brillo de las estrellas varía con el tiempo. De esta forma, cuando un planeta cruza frente a su estrella (a eso se conoce como “tránsito”), ese paso provoca una disminución del brillo.

Desde NASA señalaron al respecto que los planetas que orbitan dos estrellas son más complejos de detectar debido a sus tránsitos irregulares. Además, los instrumentos de medición no siempre son capaces de encontrar los cambios en la estrella más pequeña.

El hallazgo fue presentado esta semana en un panel de la 235° reunión de la American Astronomical Society.

Publicite con nosotros!

Chequea también

ESTRÉS: se confirmó que provoca que nos salgan canas

«¡Me vas a sacar canas verdes!», nos dijeron alguna vez padres o abuelos por el …

MADONNA: por su lesión en la rodilla cancelo conciertos

La reina del pop, finalmente, brindó su primer show en Lisboa. Sin embargo, al finalizar su …