ESTRÉS ECONÓMICO: ¿que le sucede al cerebro y al cuerpo?

El Financial Health Institute define el estrés financiero como una condición causada por eventos que crean ansiedad y preocupación, a menudo junto con una respuesta física. Este tipo de estrés puede afectar casi todas las facetas de la vida. Si constantemente los seres humanos se encuentran consumidos por la cantidad de dinero que tienen (o no) y con cómo van a mantener sus hogares, llegar al trabajo y posiblemente alimentar a su familia, entonces ciertamente podrían desarrollar alguna de las varias condiciones de salud relacionadas con el estrés. Si estas condiciones pasan desapercibidas o no se tratan, podrían provocar enfermedades muy graves, a veces potencialmente mortales.

Sin embargo, no por eso los problemas económicos deban ser ignorados. De hecho, abordarlos de frente y tan pronto como sea posible es algo que los especialistas en la salud recomiendan. Preocuparse por las finanzas es la mejor manera de tener un buen manejo sobre ellas y así mantenerlas bajo control. Comprender los efectos del estrés financiero es fundamental para que ser conscientes de los riesgos involucrados en continuar fomentándolo en lugar de buscar ayuda.

“Nuestra contemporaneidad tiene como una de sus premisas que la felicidad se obtiene a través del consumo, a través del acceso a distintos objetos, y esto genera que los sujetos piensen que si no ganan suficiente dinero no van a poder acceder a sus deseos. La sociedad asocia felicidad a dinero y existe una concepción materialista de la felicidad donde predomina el tener por sobre el ser”, explicó  la psicoanalista Fiorella Litvinoff.

Dos de los efectos más comunes del estrés financiero son la ansiedad y la depresión. A menudo, estas dos condiciones van de la mano. Cada una de ellas es una condición debilitante que hace que sea difícil concentrarse en el trabajo, pasar tiempo con la familia y mantenerse al día con las facturas y otras responsabilidades financieras. El estrés de tener demasiadas deudas de tarjetas de crédito, pagos de préstamos o facturas puede afectar a una persona y causar ansiedad y depresión severas. 

Cómo el estrés por el dinero puede afectar la mente y cuerpo

La respuesta de “lucha o huida” del cuerpo se desarrolló como un mecanismo de supervivencia, permitiendo a nuestros antepasados ​​reaccionar rápidamente ante una amenaza inmediata. Cuando se activa, se libera una avalancha de hormonas del estrés (como la adrenalina y el cortisol) que ayudan a permanecer y luchar contra cualquier adversario.

Aunque es posible que en la actualidad los seres humanos no tengan que preocuparse por defenderse de los depredadores de la naturaleza, las amenazas modernas, como un problema financiero bestial, pueden desencadenar el mismo tipo de reacción. La respuesta de lucha o huida es dura para el cuerpo. Nos agota. Este tipo de estrés puede hacer que los músculos se tensen hasta el punto de un dolor grave. También perjudica el funcionamiento del sistema inmunitario, haciéndolo más vulnerable a muchas otras enfermedades. Puede causar dolor de cabeza y dolor de estómago.

Afecta la capacidad de tomar buenas decisiones

Incluso si se considera una persona inteligente y racional, la capacidad de tomar buenas decisiones de una persona se ve afectada por el estrés financiero. Bajo estrés, el flujo sanguíneo y la actividad eléctrica se reducen en los lóbulos frontal y prefrontal y aumentan en las partes de supervivencia del cerebro. Dado que estas partes del cerebro ayudan con habilidades como la resolución de problemas, la concentración, la planificación y el control de los impulsos, el funcionamiento reducido en esas áreas puede conducir a una mala toma de decisiones.

Ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental

Teniendo en cuenta que el dinero es una parte tan integral de nuestras vidas, la preocupación constante por él puede conducir a síntomas psicológicos más graves en el futuro. Cuando estamos estresados ​​por el dinero, podemos volvernos muy ansiosos e incluso deprimidos. Se ha demostrado que estar agobiado por grandes sumas de deudas, por ejemplo, tiene un alto costo en la salud mental y, en algunos casos graves, incluso conduce a pensamientos suicidas.

Una encuesta realizada a comienzos de este año por el sitio de ayuda financiera encontró vínculos preocupantes adicionales entre felicidad, satisfacción, autoestima y dificultades financieras. Por ejemplo, el 38% de los encuestados dijo que sus cargas por deudas les impedían dormir bien por la noche. 48% dijo que su deuda afectó negativamente su optimismo, mientras que 47% aseguró que su deuda afectó negativamente su autoestima. Tampoco es sorprendente que el 97% de los encuestados creyeran que serían más felices si no tuvieran deudas.

El estrés crónico conduce a graves dolencias físicas y abuso de sustancias

El estrés a corto plazo es indudablemente duro para la mente y el cuerpo, pero el estrés crónico puede provocar daños más graves y duraderos. Cuando los niveles de adrenalina y cortisol se elevan continuamente, se produce daño fisiológico. Como resultado, muchos de los que sufren de estrés crónico tienen mayores tasas de enfermedades cardíacas, diabetes, problemas crónicos del sueño y otros problemas de salud.

Desafortunadamente, lidiar con el estrés y otros problemas de salud relacionados con el estrés financiero es un factor de riesgo conocido para el abuso de sustancias, y aquellos que experimentan problemas de dinero han aumentado la vulnerabilidad a la adicción y la recaída. Un estudio realizado para la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Nueva York encontró un vínculo directo entre el aumento del estrés financiero y el aumento del consumo de alcohol y tabaco, especialmente entre los hombres mayores.

¿Qué hacer?

Cuando las dificultades financieras acaparan la vida de las personas, la solución rara vez es simple, especialmente para aquellos que apenas pueden llegar a fin de mes. Pero eso no significa que no hay nada que pueda ayudar. 6 consejos de la American Psychological Association (APA) para lidiar con el estrés financiero:

  • Tomar una decisión financiera a la vez. Cuando las personas se enfrentan a múltiples decisiones consecutivas que prueban la fuerza de voluntad, la investigación sugiere que su fuerza de voluntad se puede agotar fácilmente. Por eso, espaciar las decisiones financieras en lugar de tomar demasiadas a la vez y sentirse abrumado es clave.
  • Rastrear los gastos. La investigación muestra que el seguimiento puede ser una herramienta efectiva. Mantener una lista diaria de cómo gasta su dinero puede ser muy efectivo.
  • Identificar los factores estresantes financieros y hacer un plan. Hacer un balance de la situación financiera y de dónde el dinero causa estrés. Anotar las formas en que usted y su familia pueden reducir los gastos o administrar su dinero de manera más eficiente. Luego, comprometerse con un plan y revisarlo regularmente. Aunque esto puede provocar ansiedad a corto plazo, escribir un plan y seguirlo puede reducir el estrés. Solicitar ayuda llamando a su banco, servicios públicos o compañía de tarjeta de crédito para establecer un plan de pago.
  • Reconocer las consecuencias del estrés relacionado con el dinero. En tiempos económicos difíciles, algunas personas tienen más probabilidades de aliviar el estrés recurriendo a actividades poco saludables como fumar, beber, jugar o comer emocionalmente. La tensión también puede generar más conflictos y discusiones. Si el estrés causa problemas, considere buscar ayuda de un psicólogo o clínica de salud mental antes de que el problema empeore.
  • Evitar la tentación. Si bien es posible que permanecer alejado de los centros comerciales y tiendas sea una tarea difícil, limitar el tiempo en estos lugares puede ayudar a administrar los gastos. Evitar las oportunidades de gastos impulsivos dejando las tarjetas de crédito y débito en casa y solo llevar la cantidad de efectivo necesaria.
  • Pedir apoyo. La investigación muestra que tener un sistema de apoyo puede ayudar a alcanzar objetivos. Rodearse de personas de confianza que respalden tus objetivos financieros y quieran ayudarte a tener éxito es fundamental.
Publicite con nosotros!

Chequea también

ÁRBOL DE NAVIDAD: ¿por qué se arma el 8 de diciembre?

Llega diciembre y, por supuesto, con las reuniones y despedidas de año también llega Navidad, Año …

DICIEMBRE, ¿mes antifitness?

Reuniones, despedidas y festejos suponen un exceso de calorías, poco descanso a lo que se …