MEDICAMENTOS BIOLÓGICOS: crece el uso para enfermedades de la piel

«Revolución» y «cambio de paradigma» son términos que usan los médicos al hablar de medicamentos biológicos. En nuestro país, se usan para distintos tipos de cáncer, en gastroenterología, contra la artritis reumatoidea, y en pacientes cardiológicos. También, cada vez más, en las enfermedades de la piel: ya existían para la psoriasis y ahora se suma la dermatitis atópica severa.

Se diferencian de los fármacos químicos -que son los tradicionales- en cómo están constituidos. Tal como su nombre indica, estos tienen un origen biológico. «Son productos obtenidos a partir de organismos vivos o de sus tejidos», los define la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Además, estos medicamentos son más específicos. Se diseñan especialmente para impactar en una parte crucial del desarrollo de las manifestaciones de la enfermedad. Por eso, se dice que apuntan «directo al blanco» o, en inglés, al «target».

«Al tener alta especificidad, con su blanco terapéutico, hacen que la respuesta sea más efectiva y más segura. Trabajan en el sitio en que queremos que trabajen, y no impactan tanto en otro sitio», explica  la dermatóloga Carla Castro, integrante del Grupo de Trabajo de Dermatitis Atópica de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD).

«Son medicamentos dirigidos a un blanco específico tratando de impactar lo menos posible en otras partes, en otros órganos, en otros mecanismos. Así disminuyen los efectos colaterales que puedan tener. Y cuanto más específico es un tratamiento, es más efectivo y es más seguro», remata Castro.

Como nuevo integrante de esta generación, acaba de lanzarse en Argentina un fármaco biológico llamado dupilumab. Fue aprobado por la ANMAT para tratar la dermatitis atópica severa en adultos.

Medicamentos biológicos

La dermatitis atópica se manifiesta en la piel a través de brotes, con picazón intensa, dolor, costras y secreciones. Los cuadros severos son menos frecuentes que los leves, pero su impacto en la calidad de vida es importante: pueden generar aislamiento, ansiedad, trastornos de sueño y depresión.

“Los brotes pueden ser imprevistos y la picazón volverse tan intolerable que no te permite concentrarte en el trabajo, los estudios, en una reunión social”, dice en un comunicado Mariana Palacios, presidente de la Asociación Dermatitis Atópica Argentina (ADAR). Agrega que los pacientes suelen dormir mal, se los puede escuchar rascarse desde la otra habitación, y hasta les puede doler ducharse.

La dermatitis atópica se desarrolla por una respuesta hiperactiva del sistema inmune que origina un proceso inflamatorio donde intervienen dos interleuquinas, la 4 y la 13, que son proteínas con una importancia central en el desencadenamiento de este proceso. Lo que hace dupilumab es inhibir simultáneamente esas dos proteínas.

En los estudios del programa de investigación clínica se demostró que al año de iniciado el tratamiento, 2 de cada 3 pacientes (65%) presentaban una mejoría de al menos 75% de la extensión y severidad de sus lesiones. Además, 4 de cada 10 (41%) mostraron una reducción de al menos 4 puntos en la escala numérica de la picazón (1-10) tras 16 semanas de comenzado el tratamiento.

“La disponibilidad de dupilumab supone un cambio de paradigma en el tratamiento de los pacientes con dermatitis atópica grave. Se trata del primer fármaco biológico dirigido expresamente a modificar las alteraciones inmunológicas que producen la enfermedad”, señala en el mismo comunicado Pedro Herranz, Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario La Paz (España).

dermatitis atopica eccema piel

Consultado, el médico especialista en dermatología Edgardo Chouela, profesor titular consulto de dermatología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), comentó que este medicamento «es el primero que sale, no quiere decir que vaya a ser el último ni el único. Hubo otros para la dermatitis atópica, con otros tipos de mecanismos, que no fueron tan exitosos como parece ser este».

Respecto a los posibles beneficios de esta novedad, Chouela aclaró que todavía no hay experiencia en Argentina. «No podemos hablar porque todavía no hay pacientes acá, en el país, tratados con esto», señaló.

Más usos de los tratamientos biológicos

«Lo maravilloso de esto es que uno puede diseñar un anticuerpo y dirigirlo contra la proteína que uno quiera. O sea, el receptor o la interleuquina. Lo que más convenga en cada caso», se entusiasma Castro.

Dentro de las enfermedades de la piel, en Argentina hay disponibles varios medicamentos biológicos para tratar la psoriasis. Y también existen fármacos contra el melanoma y para distintos tipos de cánceres de piel.

«Son drogas muy efectivas», dice Chouela. En relación a la psoriasis, que es donde tenemos más experiencia, asegura que «le cambia la vida a los pacientes» porque hoy con los biológicos «tienen una remisión del 100%».

El médico subraya que «ninguno de estos medicamentos es curativo» porque «producen remisiones, no curaciones». Y amplía: «A veces no dura demasiado el efecto, porque el mismo mecanismo produce una respuesta de bloqueo de los anticuerpos».

Los biológicos forman parte de la lucha contra el cáncer. «Con mayor o menor eficacia se usan, o al menos se prueban, para la mayoría de los tumores», dice Chouela.

También los usan en gastroenterología (para enfermedades inflamatorias intestinales), en reumatología (en primer lugar, para la artritis reumatoidea), y en cardiología (para muchos cuadros, en especial el control de pacientes con colesterol muy alto).

«Hay muchos avances y muy importantes. Se pueden usar en muchísimas enfermedades, porque lo que hace un biológico es interferir en los mecanismos donde se produce la inflamación o la progresión de un tumor», concluye el médico.

Publicite con nosotros!

Chequea también

SALUD: mirar la pantalla del celular perjudicaría el aspecto de tu piel

La nueva obsesión de la industria cosmética y de los dermatólogos se llama luz azul (HEV). Esta …

ANSIEDAD TECNOLÓGICA: Google Chrome avanza en nuevas funciones

¿No te carga la página de Internet y desconocés si es problema es tu computadora o …