Vivir más feliz sin dejar de trabajar

Tal Ben Shahar, profesor de psicología positiva y liderazgo en la Universidad de Harvard, autor de los best sellers «Happier» y «Being Happy», publicaciones traducidas en 25 idiomas, participó en la conferencia mundial que reúne a expertos mundiales en educación, tecnología e innovación para promover el debate sobre la educación en la era digital.

Durante su disertación titulada «Cómo la psicología positiva puede maximizar tu impacto en un mundo desafiante», Tal Ben Shahar dio cinco consejos para lograr una vida más plena.

1. Tomarse un descanso de entre 10 y 15 minutos cada dos horas

Shahar explicó que una de las principales razones por las que hoy la sociedad vive más estresada que hace veinte años atrás es que tiene menos tiempo para recuperarse. «Esto sucede porque vivimos conectados», analizó y enfatizó que quienes se toman breaks cortos para realizar una actividad que desconecte son personas que viven más felices y como consecuencia son más productivas. «Puede ser desde dar una vuelta a la manzana hasta meditar, salir a tomar fresco. El problema no es el stress sino la falta de recuperación. Hay que dedicar tiempo a re-energizar la vida «, detalló.

2. Empezar con pequeños cambios pero constantes

Para quienes no puedan tomarse los 10 o 15 minutos, recomienda arrancar con 30 segundos y durante ese tiempo tomar tres inhalaciones y tres exhalaciones. Ese fue el consejo que dio cuando asesoró a una compañía que operaba en la bolsa y en la que empleados no «podían» dejar de mirar 15 minutos las pantallas. «Aun con ese pequeño cambio pudieron bajar el nivel de stress. Era una organización de la que la gente se iba, renunciaba o se enfermaba. Y lograron cambiarlo», recuerda.

En ese caso, la clave fue la constancia. Aclaró que si bien ir a cursos y leer libros sobre el tema del manejo del stress nutre, la clave es preguntarse cada lunes «qué estoy haciendo de manera diferente para vivir mejor».

3. Permitirse ser humanos

En otras palabras, sacarse el traje de Superman y de mujer maravilla. «En hechos concretos, la gente tiene que hablar de sus emociones, y si se apaga un poco permitírselo», relató. En términos prácticos, recomienda tomarse un día libre sin obligaciones y no combinar viajes de vacaciones con trabajo. Reconoció que este consejo es difícil de aplicar para los perfiles muy comprometidos o workaholics, pero enfatizó en que es fundamental para no quemarse. El especialista planteó la analogía con un auto de carrera: «qué pasa si no se detiene en boxes: se queda sin gasolina y se le revientan las gomas. Eso es el burn out (desgaste profesional) en los humanos», relató y agregó: «La recuperación es una excelente inversión, se pierde algo para ganar más en el futuro».

4. Dormir bien y, si tiene insomnio, relájese

Shahar expuso un estudio de la Universidad de California que destaca la importancia del sueño para ser productivo y creativo. «Si va a la cama y no se puede dormir, disfrute de ese relax», aconsejó. Para quienes tienen miedo del «exceso de la abundancia», también tuvo palabras: «la vida se ocupara también de las malas. Siempre hay altos y bajos, es natural, la ley de gravedad. Sólo hay que aceptar también esos momentos».

5. Dedicarle tiempo a las relaciones personales

Para explicar este punto se refirió a los países en los que la gente vive más feliz: Dinamarca, Costa Rica, Colombia, Australia e Israel. Afirmó que el secreto está en el enfoque que las personas le dedican a las relaciones personales. «Los vínculos reducen el dolor a la mitad y duplican la alegría», afirmó.

La contracara es que, aún en los países con la población más feliz, ese índice está en baja por efecto de la tecnología. Las relaciones virtuales crecen por encima de las personales.

«No estoy en contra de las redes sociales pero generan desconexión. La adicción de estos tiempos ya no es el juego, ni las drogas, son las pantallas que incluyen las redes, la pornografía y los juegos en línea», detalló y lo respaldó con un experimento realizado en Harvard que monitoreaba las ondas cerebrales para analizar el índice de felicidad de la gente.

En la primera parte se analizó a 80 personas a las que se les daba una determinada cantidad de dinero y se les pedía que vayan de compras. Cuando volvían estaban mucho más felices pero a las 24 horas ya había caído ese nivel.

En la segunda prueba, también se les daba un monto de dinero pero la instrucción era que lo «gasten» en alguien: algún regalo, comida para alguna persona en situación de calle, en una donación. En este caso, a las 24 horas, no había bajado el índice e incluso se mantenía en altos niveles por más de una semana.

«Ese es el impacto de dar. Dar es recibir. Enfocarse en el afuera es una de las mejores maneras de ser felices y lo mejor es que la felicidad es expansiva», concluyó Shahar y confesó su rutina para vivir en equilibrio. Medita diez minutos por la mañana, hace pausas de 15 minutos cada dos horas en su jornada laboral, no toma almuerzos de trabajo, al salir de su oficina hace un balance del día, anota cinco puntos que agradece y se organiza una cita semanal con su esposa.

Publicite con nosotros!

Chequea también

CACHO CASTAÑA ETERNO

El popular cantante Humberto Vicente Castagna, más conocido como Cacho Castaña, murió hoy a los 77 años …

PREMIO NOBEL DE QUÍMICA: los ganadores van en nuestros bolsillos

El Premio Nobel de Química 2019 fue para John B. Goodenough, Stanley Whittingham y Akira Yoshino, …