SHAMPOO SÓLIDO: alternativa sustentable para el lavado capilar

La «tendencia eco», producto del deseo generalizado de cuidar el medio ambiente, está convirtiendo (en algunos lugares del mundo) al shampoo sólido en un verdadero fenómeno. Pero, más allá de esto, este producto tiene muchas virtudes capilares. 

Beneficios del shampoo sólido

Reducir los plásticos

Aproximadamente nueve millones de toneladas de plástico llegan al océano cada año, el equivalente a verter al mar el contenido de un camión de la basura lleno de plástico cada minuto. El shampoo sólido elimina la necesidad de botes de plástico y suele venir envuelto en papel reciclado o en cajas de papel. También es cómodo para viajar: lo metes en una cajita de metal y listo, así de fácil.

Dejar de preocuparte por los líquidos cuando viajas

Una de las pesadillas de viajar es que te paren en el control de seguridad y te pregunten si llevas botes de líquidos de más de 100 mililitros. O lo que es peor, abrir la maleta después de un vuelo y descubrir que tu bote de shampoo se ha abierto y ha embadurnado toda tu ropa. El shampoo sólido te salva de ambos supuestos, ya que en seguridad no te van a quitar un champú en forma de pastilla y tampoco puede arruinarte la ropa. Es más, quizá haga que tu maleta huela mejor.

Está concentrado para durar más

La mayoría de shampoo son un 80 por ciento agua y los acondicionadores pueden ser hasta un 95 por ciento agua. ¿Por qué pagar por agua cuando puedes añadírsela tú mismo? El shampoo sólido está megaconcentrado y, en general, dura más que su versión embotellada. De media, el shampoo sólido dura lo mismo o más que dos o tres botellas de shampoo líquido, lo que te ahorrará dinero y visitas al supermercado.

Cosmética sin crueldad y natural

Muchas marcas que producen shampoo sólido se esfuerzan por proteger los océanos, la fauna salvaje y los ecosistemas que se ven afectados por la producción en masa de productos llenos de sustancias químicas en la industria de la belleza. Muchos shampoo embotellados tradicionales están llenos de conservantes y sustancias químicas que pueden arrebatar al pelo los aceites naturales y dejar seco el cuero cabelludo. Estos productos químicos no suelen estar presentes en el shampoo sólido. Muchos shampoo sólidos contienen aceites esenciales e ingredientes naturales, y además no los prueban en animales.

Es más sustentable

Es biodegradable, está hecho con ingredientes 100% naturales. Varios, usan aceites orgánicos. No tiene envase plástico. Una vez adaptado el pelo, la idea es empezar a espaciar los lavados cada vez más, por lo tanto, se gasta mucha menos agua.

Es mejor para el cabello

Una vez adaptado el pelo al uso del shampoo, te lo deja más brillante. Esto, en parte, es gracias al uso de vinagre en el enjuague. Elimina por completo el frizz. No tiene sulfatos, parabenos ni siliconas, por lo que el pelo se mantiene más natural y no genera tanto sebo, lo que hace que se ensucie menos y no haga falta lavarlo tan seguido. Hay gente que usa el shampoo cada 4 o 5 días.

¿Cómo usarlo?

1. Frotar el shampoo sólido en las manos o directamente sobre el cuero cabelludo.

2. Masajear; cuanto más, mejor, para eliminar toda la suciedad. Al no tener sulfatos, se genera menos espuma, pero limpia igual.

3. Enjuaguar con abundante agua.

4. Hacer un segundo enjuague con 1/3 de vinagre y 2/3 de agua. Este lavado ácido nivela el PH del cuero cabelludo.

5. Enjuagar otra vez solo con agua. El pelo se debería lavar con la misma frecuencia de siempre, pero lo ideal es bajar la frecuencia una vez hecha la adaptación al producto. Este período de adaptación suele durar entre 2 y 5 semanas, pero hay quienes, al primer lavado, ya lo tienen bien. El shampoo sólido se puede usar en todo tipo de cabellos: teñidos, alisados, grasos o secos. Sin embargo, lo mejor es consultar con un dermatólogo antes de arrancar.

Vinagre:

Lo venimos diciendo desde hace tiempo: el vinagre es mágico y tiene mil usos. En este caso, es fundamental para enjuagar el pelo, porque:

  • Restablece el PH ácido del cuero cabelludo, que se ve alterado al lavarlo.
  • Regula la cantidad de sebo y la caspa. Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que ayudan a combatir las bacterias y hongos que causan la caspa, la picazón y la sequedad del cuero cabelludo.
  • Ayuda a sellar la cutícula y con esto hace que el pelo esté más suave y brillante. Este beneficio también ayuda a conservar la humedad natural, lo que evita problemas de puntas abiertas.
  • Ayuda a desenredar el pelo, lo suaviza y lo deja más maleable. Es probable que no necesites más acondicionador.
  • Reduce la estática (el frizz que tanto nos cuesta combatir).
  • Atenti: aunque todas conocemos su olor fuerte, lo bueno es que una vez que el pelo se seca, ya no huele a vinagre.

¿Pensas cambiar al shampoo sólido?

Si estabas analizando la posibilidad de pasar del shampoo líquido al sólida, tené en cuenta algunos factores. El primero es que este cambio debe ser paulatino. El segundo es que los beneficios se verán luego de varias semanas de lavado, ya que el shampoo líquido deja muchos residuos que se irán limpiando. En algunos tipos de pelo, incluso, pueden notar cierta aspereza o sequedad y (si bien pueden consultar con su peluquero) es bueno saber que es una cuestión de acostumbramiento de la cabellera. ¿El resultado? Un pelo más limpio, más liviano, más suave y con brillo natural.

Una recomendación: así como sucede con los jabones, para que el shampoo sólido dure más tiempo, es importante guardar las pastillas secas o dejarlas en un recipiente que no acumulen agua.

La importancia de consultar a un profesional

Por Vanina Gedyzsman, dermatóloga especialista en tricología (ciencia que estudia el cabello y el cuero cabelludo)

Como médica dermatóloga, estoy completamente a favor de los productos sustentables, orgánicos y cruelty free. En los últimos años han surgido muchos productos naturales que son realmente excelentes. Sin embargo, existen diversas patologías para las cuales es necesario indicar determinados tipos de shampoo por ejemplo, dermatitis seborreica, psoriasis, eczemas o algunos tipos de alopecia.

Esto me lleva a la conclusión de que, si bien la propuesta del shampoo sólido es muy buena y trae buenos resultados en la mayoría de los pacientes, no es para todos, aunque las tendencias confronten con esa idea. Existen diversos tipos de productos, adecuados a cada tipo de cabello y de cuero cabelludo, también con diferentes componentes, más o menos naturales. Por eso, considero que, ante la iniciativa de cambiar el shampoo, se aproveche la oportunidad para consultar con un médico dermatólogo especialista en tricología para descartar patologías y, a partir de ahí, probarlos, conocernos cada vez más y estar alertas a cómo respondemos a los cambios.

Publicite con nosotros!

Chequea también

SEGURIDAD VIAL: conductores admite usar Whatsapp mientras conduce

Un relevamiento llevado a cabo por el Observatorio Vial de Cecaitra (cámara que nuclea a …

SEMANA DEL TRUEQUE: alojate gratis en hoteles del mundo

¿Qués viajar sin gastar demasiado? ¿Te imaginás alojándote en un hotel en la Toscana sin …