POLLERAS CORTAS, ¿si o no?

La circular que había emitido un área de la Municipalidad de La Plata en la que se le pedía al personal femenino no asistir con polleras cortas o prendas que dejen al descubierto el abdomen quedó sin efecto al considerar el intendente Julio Garro que «tenía una redacción desacertada».

El secretario de coordinación de La Plata, Oscar Negrelli, aclaró que el texto que se difundió entre los empleados de la comuna, en el que entre otros puntos se le pedía a las empleadas «no asistir con prendas que dejen al descubierto el abdomen, como así tampoco polleras que no alcancen o sobrepasen el límite de las rodillas», fue firmado por un secretario y no por el intendente Garro, y señaló que se había redactado hace más de un año.

«Un portal publicó esa circular que estaba firmada por una oficina en mayo de 2018, el intendente no ha avalado ni avala con su firma esa redacción», dijo Negrelli en declaraciones a la prensa.

En esa línea, fuentes del municipio explicaron que el intendente hablará con el sector de Personal para que notifique «a todas las áreas de atención al público y establezca una indumentaria de trabajo acorde y que sea cómoda para el personal».

Negrelli remarcó que desde que se firmó esa circular, en mayo de 2018, hubo tres instancias paritarias con los gremios y dijo que esa nota «no fue ni motivo de conversación porque los empleados entendieron el espíritu de lo que se quiso poner en la notificación, por eso no tuvo trascendencia fuera de esta secretaria».

«El intendente tomó conocimiento  de esa circular cuando salió en los medios y dispuso que se deje sin efecto porque tenía una redacción desacertada”.

En ese marco, Negrelli dijo: «Esto fue una circular interna, en un área determinada, si bien buscamos que los empleados se vistan acordes al empleo y la atención al público y no en bermudas o con camisetas de fútbol, no hay una norma del intendente o de la Secretaria de Coordinación en la que cual se estipule un largo de pollera o algo que se le parezca».

La circular de la polémica, firmada por el secretario de Convivencia y Control Ciudadano del municipio platense, Roberto Di Grazia, tampoco permitía que los hombres asistan con «remeras/buzos de equipos de fútbol ni con bermudas». Otro de los puntos establecía que ni hombres ni mujeres «pueden ir al trabajo con «ojotas, crocs o calzado playero». Como advertencia, la circular disponía que en caso de ir vestido de cualquiera de esas formas «se le consignará ausente en la planilla de asistencia».

Publicite con nosotros!

Chequea también

MONA LISA: ¿su sonrisa es falsa?

La sonrisa de la mujer del cuadro de la Mona Lisa, realizado en el siglo XVI …

VINO DEL SIGLO XVII: perdido en un naufragio se subasta

En una semana algún comprador afortunado -en el doble sentido de la palabra- se hará …