Verano del 98: el reencuentro más esperado, 20 años después

Como todas las producciones de Cris Morena, Verano del 98 marcó a toda una generación de adolescentes y niños. Un grupo de amigos, unos mates y el río, nos trasladan inmediatamente a Costa Esperanza donde, frente a una fogata, Violeta, Juan, José y Tomás juraron volver a encontrarse tiempo después.

Veinte años más tarde, se cumplió la promesa: un reencuentro emotivo de actores, algunos con más canas, pero el mismo sentimiento y amor.

Nancy Dupláa, Carla Peterson, Nahuel Mutti, Marcela Kloosterboer, Agustina Cherri, Juan Ponce de León, Julieta Cardinali, Tomás y Dolores Fonzi y muchos otros reconocidos actores participaron de la reunión, que se emitirá por Telefe esta noche, a las 22.15. Revivieron la historia y cantaron los temas de la serie que los vio nacer.

Nahuel Mutti y Juan Ponce de León recuerdan la historia con mucho cariño, ya que fue para ambos el debut como actores de televisión.

“Aprendí a moverme y actuar en tele, los tiempos más acelerados, donde se hacían 38 ò 40 escenas por día”, cuenta Nahuel, que ya había debutado en cine y teatro, con Juntos in Any Way y La vida según Muriel. “Los guiones te los daban a las 20 y, al día siguiente, a las 9 tenías que estar haciendo las escenas, tenerlo todo leído. Una o dos veces nada más era una locura”, agrega.

“Lo mío siempre fue la música, así que era mi primera experiencia como actor. Para mí fue una escuela de vida, se va viendo a medida que pasan los capítulos cómo voy aprendiendo, gracias a mis compañeros, y a Susana Ortiz que hacía de mi madre”, confiesa Juan.

La serie, sin dudas, marcó un antes y un después en sus vidas: “Yo tenía una banda, trabajaba como encargado de un bar y estudiaba dirección orquestal. En ese momento, mi profesor de piano era Gerardo Gardelín, y me mandó a tocar una canción para una novela. Cuando canté el tema de apertura, Cris Morena me dijo que quería que yo actuara en su serie. Sin tener ningún antecedente actoral”, evoca Juan. “Acepté y empecé a trabajar todo el día, de lunes a lunes. Tuve que dejar la facultad, pero me pude independizar, y conseguí un reconocimiento enorme, además de que aprendí una profesión nueva, y gracias a Cris puedo decir que me empezó a gustar la actuación”, agrega Juan.

A Nahuel, el éxito de la tira lo tomó por sorpresa: “Cuando el programa salió al aire y se hizo famoso, no podía terminar de entender qué estaba pasando, la mirada del otro me chocaba un montón, era muy fuerte tener la atención de todos”.

Juan agrega: “Era una locura salir a la calle, y no sólo en Buenos Aires, también en Bogotá, en Uruguay. Donde se emitía, el programa tenía éxito”.

Los dos coinciden en que, a pesar de la distancia que tomaron después de la tira -y de que se vieron unas pocas veces-, se formó una amistad simbólica que perduró a través de los años.

“En general con todos siempre hay buena vibra, hay como una amistad que se lleva en el corazón, esa sensación de que siempre quiero que les vaya bien, me emociono cuando tienen proyectos importantes o cuando me entero de que fueron padres o se casaron”, cuenta Nahuel. “Fue bueno charlar con todos, volver a verlos después de tanto tiempo y ver que estaban bien”, declara entusiasmado.

Juan reconoce que tiene un espacio muy especial en su corazón para sus compañeros de elenco y para los productores, vestuaristas y técnicos: “Los siento a todos parte de mi familia, no es que después de la tira nos seguíamos viendo seguido, pero nos vimos todo el día durante 700 días y, la verdad, encontrarlos de nuevo me shockeó un poco”, se emociona. “Los extrañe. Y siempre los tuve en mi corazón”.

Publicite con nosotros!

Chequea también

MEGA SORTEO IPV: conocé la fecha de tu sorteo

Desde el comienzo de la jornada de hoy, el departamento de Chimbas arrancó con el …

NUTRICIÓN EN VIVO: Tips para evitar excesos en los festejos de fin de año

Durante el tiempo de las fiestas, generalmente nos rodean comidas y bebidas deliciosas pero muy …