El auto más caro del mundo es obra de un argentino y vale 15 millones de euros

El Rolls-Royce Sweptail costó trece millones de dólares. La firma de lujo británica negó el monto pagado, aunque admitió que su valor fue «sustancialmente caro». El CEO de la marca, Torsten Müller-Ötvös, presumió: «Podrías decir con probabilidad que es el auto más caro en años jamás construido». El modelo es el resultado de un trabajo de cuatro años por encargo de un cliente que acercó su propuesta: trazar un guiño estilístico a la historia de Rolls-Royce, una evocación a los contornos de 1920 con una saga que rememora las piezas de época y un diseño general inspirado en el estilo náutico. «Un conocedor y un coleccionista de artículos únicos, incluyendo superyates y aviones privados», fue la descripción que ensayó el fabricante del inversor anónimo que pagó trece millones de dólares por el auto más caro del mundo, en mayo de 2017.

La producción es exclusiva: se desarrollaron tres unidades del Pagani Zonda HP Barchetta y sólo dos fueron ofrecidas a un selecto público

Carece absolutamente de cualquier tipo de techo: a los dos ocupantes lo defienden cristales recortados que obligan a la toma de aire a pasar por encima de sus cabezas

En enero de 2018, el auto más caro del mundo ya no es más el Sweptail. Por el Pagani Zonda HP Barchetta dos compradores pagaron 15 millones de euros cada uno (18,6 millones de dólares), según publica el sitio Autoblog. El modelo cúspide en la abundancia y la obscenidad de la industria automotriz es obra del constructor y empresario argentino Horacio Pagani. Nació como un obsequio personal a su cumpleaños número 60 y para decretar la despedida perpetua, el adiós al último ejemplar de la especie Zonda.

La versión que certifica el fin de la gama Zonda debía emitir un concepto superador. El HP Barchetta es la evolución y el zenit. Lo comprueba el desembolso millonario. Había nacido en 1999, su producción formal había cesado en 2011 con la fabricación de su sucesor, el Huayra, pero la magnitud y el hipnotismo por el Zonda se vislumbra en las producciones especiales y en los one-off. El diseñador nacido en Casilda, Santa Fe, se regaló la última edición del deportivo que bautizó con sus siglas: el Pagani Zonda HP Barchetta es un homenaje que apela a la pureza, a la emoción y a la naturaleza de su nombre.

Pagaron quince millones de euros por un deportivo que reúne los gustos más refinados de su creador. Priman los detalles y la distinción. Es el resultado del encuentro de los mejores acabados de otras obras de la firma Pagani: las tomas de aire copiadas del Zonda 760, los pasos de rueda traseras semicarenados extraídos del Zonda ZoZo, las butacas del Huayra BC. Está equipado con una evolución de su motor de origen, un Mercedes-AMG V12 atmosférico versión M120 que desarrollará una potencia cercana a los 800 caballos de fuerza, de la que solo presumirán tres personas en el mundo: su creador y dos millonarios.

Publicite con nosotros!

Chequea también

INFRACCIONES DE TRANSITO: nuevos valores

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Gobierno, Subsecretaría de Tránsito y …

NUTRICIÓN: el 19 de cada mes será el día del pescado

Argentina es considerada a nivel mundial como un país pesquero, pero sin embargo el consumo …