Cuáles son las terribles consecuencias de saltarse el desayuno que dañan el metabolismo

Un estudio de la la revista Journal of Physiology buscó examinar cómo afecta el desayuno al metabolismo y a las células grasas de las personas delgadas y obesas.

Para eso, los expertos pidieron a 49 participantes adultos que desayunaran o ayunaran hasta el mediodía, todos los días, durante seis semanas. De los participantes, 29 se clasificaron como “delgados” y 20 como “obesos”, de acuerdo con su índice de masa corporal (IMC). Los participantes en el grupo de desayuno consumieron 350 kilocalorías dentro de las 2 horas posteriores al despertar, mientras que los del grupo de ayuno no consumieron nada hasta el mediodía.

Tanto antes como después, el equipo examinó los marcadores de salud cardiometabólica de los voluntarios, sus respuestas al apetito y su distribución de grasa corporal. Además, monitorearon la actividad de 44 genes que regulan proteínas clave, y la capacidad de las células grasas para usar glucosa en respuesta a la insulina.

Los resultados determinaron que, en las personas delgadas, saltarse el desayuno durante seis semanas aumentó la actividad de los genes que ayudaron a quemar grasa, por lo tanto, mejoró el metabolismo. Sin embargo, este efecto no se observó en los adultos obesos.

Así, en los individuos obesos, las células de grasa no podían tomar tanta glucosa en respuesta a la insulina como lo hicieron las personas delgadas. Este efecto parece ser proporcional a la grasa de todo el cuerpo del individuo.

Los investigadores concluyeron que este es un mecanismo de adaptación en las personas con obesidad, en las que su cuerpo está tratando de limitar la cantidad de glucosa que pueden tomar sus células adiposas, por lo que evita almacenar grasa adicional.

Para la médica nutricionista Zulema Stolarza (MN 44.455), la primera comida del día “ayuda a mantener una adecuada salud ya que contribuye a que las personas puedan cumplir con las cantidades de calcio, vitaminas y minerales recomendadas según estudios científicos.

“Además, está demostrado que las personas que desayunan alcanzan mejor los niveles recomendados de nutrientes necesarios para una buena salud”, agregó.

Tras asegurar que desayunar bien es “un buen hábito alimentario”, Stolarza enfatizó: “Está demostrado científicamente que los niños que desayunan y sostienen ese hábito a lo largo de su vida tienen mejor performance (concentración y memoria) en el colegio durante la mañana, que aquellos que no desayunan”.

Y en ese sentido, destacó que “un desayuno completo y nutritivo genera saciedad hasta la próxima comida, suprimiendo la necesidad de ‘picar’ alimentos con alto contenido graso y de azúcares entre las comidas, que suelen sumar calorías y contienen pequeñas o nula cantidad de vitaminas y minerales”.

Publicite con nosotros!

Chequea también

¿Te animarías a dormir en una cabaña que cuelga sobre Los Alpes?

¿Sos de ese tipo de viajeras que sienten curiosidad por lo extremo y te atraen …

Un estudio científico reveló quién es más inteligente: ¿el gato o el perro?

Están por un lado los amantes de los perros, el amigo fiel que siempre está …