“El mundo necesita de manera urgente antibióticos más eficaces y con menos efectos adversos”

Así lo dijo el guatemalteco Robert Nicol, quien estuvo visitando la Argentina y quien es uno de los directores del Instituto Broad, que, dentro del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, lidera un grupo de científicos que lucha día a día para desarrollar antibióticos eficaces en un momento en el que la humanidad está perdiendo la batalla frente a las superbacterias.

“El mundo enfrenta una crisis sanitaria porque muchos de los antibióticos que salvaron millones de vidas en otras décadas están dejando de ser eficaces porque las bacterias desarrollaron resistencia. Eso ocurre porque se prescriben o se usan antibióticos inadecuadamente en los seres humanos, o se dan a los animales para hacerlos crecer rápido en la agricultura”, advirtió Nicol. “El mundo necesita de manera urgente antibióticos más eficaces y con menos efectos adversos”.

El ingeniero está poniendo foco en hacer que los viejos antibióticos puedan volver a ser a útiles a la humanidad y en el desarrollo de tests genéticos que detecten con más rapidez qué tipo de microorganismo afecta a cada paciente.

Hace unos meses, se difundió una revisión sobre resistencia a los antibióticos -encargada por el gobierno británico- que advirtió que diez millones de personas podrían morir antes de 2050 por el aumento del problema de la resistencia a los antibióticos. Es un problema que concierne a todo el mundo: cualquier persona puede ser afectada por un microorganismo que resiste el ataque hasta de los antibióticos más poderosos.

Durante los años ochenta, se aprobaron 29 antibióticos en Estados Unidos, y sólo nueve durante la década pasada porque falta inversión de la industria farmaceútica. La situación de la resistencia es cada vez más grave: fallecen 250.000 personas anualmente en el mundo por las bacterias multirresistentes de la tuberculosis. Según informó la Organización Mundial de la Salud, sólo hay ocho tratamientos realmente innovadores entre los 51 que están estudiando para combatir infecciones.

“Con mi grupo estamos tratando producir variaciones en los procesos químicos y biológicos para que los antibióticos vuelvan a ser eficaces, y también estamos diseñando moléculas que no existen en la naturaleza. Desafortunadamente, estos esfuerzos aún no tienen una gran escala”, comentó Nicol.

Publicite con nosotros!

Chequea también

¿Te animarías a dormir en una cabaña que cuelga sobre Los Alpes?

¿Sos de ese tipo de viajeras que sienten curiosidad por lo extremo y te atraen …

Un estudio científico reveló quién es más inteligente: ¿el gato o el perro?

Están por un lado los amantes de los perros, el amigo fiel que siempre está …