Independiente justificó ese triunfo que tanto necesitaba reencontrar

Independiente justificó ese triunfo que tanto necesitaba reencontrar

Entre el dolor y la alegría. En la jugada previa a su gol, Maxi Meza sufrió un golpe y pensó que tenía una lesión. Alan Franco lo abraza. JUAN FOGLIA

las más leídas

de Fútbol

La lista de Jorge Sampaoli: vuelve Fernando Gago y la sorpresa es Milton Casco

La lista de Jorge Sampaoli: vuelve Fernando Gago y la sorpresa es Milton Casco

1
Marcelo Gallardo defendió la convocatoria más cuestionada de Jorge Sampaoli

Marcelo Gallardo defendió la convocatoria más cuestionada de Jorge Sampaoli

2
Referéndum en Cataluña: Rafael Nadal, muy afectado por la situación

Referéndum en Cataluña: Rafael Nadal, muy afectado por la situación

3
El selecto grupo de jugadores de la Superliga con más de 100 goles en Argentina

El selecto grupo de jugadores de la Superliga con más de 100 goles en Argentina

4
Referéndum en Cataluña: entre lágrimas, Gerard Piqué disparó contra Mariano Rajoy y amaga con renunciar a la Selección española

Referéndum en Cataluña: entre lágrimas, Gerard Piqué disparó contra Mariano Rajoy y amaga con renunciar a la Selección española

5

los videos más vistos

Cardona expulsado

Cardona expulsado

Real Madrid 1 - Espanyol 0

Real Madrid 1 – Espanyol 0

Barcelona 2 - Las Palmas 0

Barcelona 2 – Las Palmas 0

Barcelona 3 - Las Palmas 0

Barcelona 3 – Las Palmas 0

Pique llora en la conferencia de prensa.

Pique llora en la conferencia de prensa.

Daniel Avellaneda

Daniel Avellaneda

Esa reconstrucción que acompaña Ariel Holan necesita afirmar los cimientos a través de los éxitos. Lo dijo el entrenador, arquitecto del fútbol rojo, hace apenas unos días, cuando Alsina y Bochini empezaba a ser una auténtica sucursal del infierno y se avivaba el fuego de la impaciencia. “Si no logramos un título este semestre no nos tenemos que frustrar. Independiente se está poniendo de pie, honra sus deudas y las afronta. Nosotros somos muy competitivos y, de a poco, vamos a ir consiguiendo los logros deportivos que todos queremos. Pero no nos tenemos que apresurar”.

El mensaje bajó después de tres derrotas en siete días, eliminación de la Copa Argentina incluida. Fue la peor semana del ciclo del técnico que llegó en diciembre con la meta de rescatar la vieja esencia de Independiente. Si hasta le pidió a sus futbolistas que alzaran los brazos, con el capitán por delante del resto, un revival del emblemático saludo de las décadas del sesenta y setenta, cuando empezó a corporizarse en el Rey de Copas.

Pero hace tres lustros que Independiente no da una vuelta olímpica a nivel local -la excepción internacional es la Sudamericana 2010-, tuvo que sufrir un descenso, y al hincha le cuesta subirse al discurso de Holan. Entonces, necesitaba reencontrarse con el triunfo en el atardecer de Avellaneda. Y con el gol. Porque ante Lanús y Godoy Cruz había faltado contundencia. Lo consiguió ante Vélez, un equipo cargado de pibes, algunos de ellos muy talentosos, como Matías Vargas y Maximiliano Romero, pero adicto al pelotazo. Y quedó corto el resultado. Si no hubiera sido por Alan Aguerre y los palos, el triunfo rojo habría sido más holgado.

Cargando video…

Independiente generó peligro, más allá de esos primeros veinte minutos en los que le costó penetrar en el área de Vélez. Con dos volantes centrales que contienen, la vía de llegada está en las bandas. Con laterales punzantes y tres mediapunta que rotan posiciones. No obstante, fue Jonás, fundamentalmente, el que condujo al equipo, desequilibrando permanentemente por derecha, dejando expuestos a Brian Cufré y Fausto Grillo. Como el Galgo que supo ser en sus tiempos de la Selección Argentina, Gutiérrez ganó cada vez que encaró. Y desnudó la lentitud y limitación de los mencionados defensores visitantes. Chicos de 20 y 24 años, respectivamente, que no pudieron frenar al veterano de 34 cumplidos en julio.

Necesitaba ayuda Jonás. Por eso Maximiliano Meza se volcó de la izquierda a la derecha. Martín Benítez se mudó de carril. En el medio, Ezequiel Barco fue Barquito. No gravitó. Por afuera, con Gutiérrez y Meza, generó dos claras. Sin embargo, Aguerre le ahogó el grito a Nicolás Tagliafico. El travesaño también le negó el gol al capitán. En el rebote, el arquero volvió a responder ante Leandro Fernández, la referencia del área que lejos estuvo de ser un jugador estático.

Mirá también

Serios incidentes entre hinchas de Independiente y la Policía bonaerense

Vélez, que sólo había mostrado alguna pincelada de Vargas, respiró en el medio de la tormenta. Pero esas nubes negras que cubrieron el Libertadores de América fueron todo un presagio de su destino en el segundo tiempo. Apenas arrancó , Gastón Silva remató un tiro de esquina que no se transformó en un gol olímpico porque se estrelló en el palo. Y en el siguiente tiro de esquina, Barco metió la pelota en el corazón del área, Meza anticipó a Grillo y fusiló a Aguerre.

Omar De Felippe, viejo conocido en Avellaneda, desarmó el doble cinco tras el grito rojo. Pero Delgadillo no influyó. Tampoco, Andrada, sustituto de Bergessio, rudimentario, ajeno a su pasado de grandes ligas, sin presencia para imponerse en los rebotes. Y se afirmó cada vez más la defensa local, sostenida por laterales con ida y vuelta y centrales firmes. Casi no tuvo tarea Martín Campaña.

Independiente debió cerrar antes el partido. Por el crecimiento de Benítez -luego reemplazado por Sánchez Miño- y porque pisó el área mucho más que Vélez. Hubiera sido injusto que se le escapara el triunfo -al menos ayer- en el medio de esta restauración roja que intenta Holan.

Publicite con nosotros!

Chequea también

ED SHEERAN:artista de la década del Reino Unido

Ed Sheeran fue nombrado el artista de la década del Reino Unido por la compañía Official Charts, que se …

BOLETIN VIH, SIDA Y ETS: hay 5800 contagios de VIH por año en el país, el 98% por no usar preservativo

El 98 por ciento de los 5.800 nuevos casos por año de personas infectadas con VIH …