Trump se enojó con Curry y la NBA profundizó la grieta con el presidente

Trump se enojó con Curry y la NBA profundizó la grieta con el presidente

En conferencia de prensa, Curry declaró que no tiene interés en visitar la Casa Blanca y el presidente retiró la invitación (EFE).

las más leídas

de Básquet

Boca bailó a Vélez y se afianzó en la punta

Boca bailó a Vélez y se afianzó en la punta

1
El estadio de los 1.600 millones de dólares que disfrutan Martino y otros tres argentinos

El estadio de los 1.600 millones de dólares que disfrutan Martino y otros tres argentinos

2
Roger Federer y Rafael Nadal jugaron juntos por primera vez y no decepcionaron

Roger Federer y Rafael Nadal jugaron juntos por primera vez y no decepcionaron

3
La historia de amor de Ivan Rakitic, compañero de Lionel Messi, con la empleada de un bar

La historia de amor de Ivan Rakitic, compañero de Lionel Messi, con la empleada de un bar

4
Donald Trump y un conflicto inesperado con Stephen Curry, el mejor jugador de la NBA

Donald Trump y un conflicto inesperado con Stephen Curry, el mejor jugador de la NBA

5

Mauricio Codocea

Mauricio Codocea

Como todo ambiente en el que los protagonistas cobran popularidad, el deporte ha servido en incontables ocasiones de plataforma para que los atletas se hagan oír mucho más allá de lo que implican sus actividades. Sin ser políticos, los deportistas muchas veces ofician como tales. Se trata de actores importantes de la vida cotidiana y pública de cualquier sociedad, por lo que sus voces siempre son escuchadas con atención desde todos los rincones. Cuando se trata de los jugadores de uno de los campeonatos más importantes y populares del mundo, desarrollado en territorio de la mayor potencia mundial, bajo la misma bandera que un presidente polémico, alejado de toda diplomacia, sin pelos en la lengua y -como corolario- en medio de un conflicto racial como el que transita Estados Unidos -todavía-, el combo puede resultar explosivo. Las confrontaciones de Donald Trump son una constante casi diaria, pero en este caso cobra especial relevancia porque se trata de un quiebre con los deportistas de la NBA en el marco de la tradicional visita protocolar que hacen los campeones del certamen a la Casa Blanca. Ayer, horas después de un fuerte cruce con la liga de fútbol americano (ver aparte) el presidente canceló unilateralmente la invitación a los Golden State Warriors.

Los equipos deportivos que ganan los campeonatos de mayor popularidad en el país suelen visitar al presidente de turno. Le ha tocado, por caso, a Emanuel Ginóbili, quien fue con los San Antonio Spurs durante los mandatos de George Bush (hijo)y Barack Obama. Trump, quien asumió la presidencia en enero de este año, ya ha recibido a dos campeones de fútbol americano (la universidad de Clemson, ganadora del torneo de la NCAA, y los New England Patriots, quienes se quedaron con el Súper Bowl) y a uno de béisbol (los Chicago Cubs, que ganaron la Serie Mundial).

Trump se enojó con Curry y la NBA profundizó la grieta con el presidente

Después de ganar el título en 2015, los Warriors visitaron al por entonces presidente, Barack Obama (Reuters).

Desde la escalada de violencia racial, que dejó en 2016 varias personas de raza negra muertas a manos de la policía en confusos episodios y fuertes choques entre manifestantes y miembros de las fuerzas de seguridad que terminaron con oficiales fallecidos, fueron muchos atletas los que levantaron la voz respecto al conflicto. Trump no está, precisamente, en la vereda de los oprimidos, y por eso cosecha muchísimo repudio (especialmente de la comunidad negra).

Kevin Durant, uno de los cracks del equipo, ya había dicho el mes anterior que no iría a la Casa Blanca (“No respeto a quien está al mando actualmente”). El viernes, en una conferencia de prensa, Curry (elegido Jugador Más Valioso de la liga dos veces consecutivas, en 2015 y 2016) no titubeó al ser consultado por la visita: “No quiero ir”. Y agregó: “(Significaría) que no apoyamos lo mismo que él. Haciendo algo, no yendo, tal vez inspiremos un cambio respecto a qué toleramos en este país, qué se acepta, a qué se le hace la vista gorda (…). Estamos tratando de usar nuestra plataforma. No creo que no ir milagrosamente haga que las cosas mejoren, pero es una chance de hacerse oír”.

El verborrágico presidente no toleró estos “desplantes” y desde su cuenta de Twitter personal desestimó la invitación, aunque no aclaró si era al equipo completo o a Curry. De todos modos, la franquicia lanzó un comunicado y determinó que no habrá encuentro. Lo más fuerte, de todos modos, todavía no llegaba. Vendría de la mano del mejor basquetbolista de esta era, LeBron James, que atacó -también desde Twitter- a Trump sin tapujos: “Vago, Stephen Curry ya dijo que no iría, así que no los invitás. Ir a la Casa Blanca era un honor hasta que llegaste vos”. Más tarde, compartió un video en el que profundizó: “Este tipo que pusimos a cargo nos quiere dividir y ahora usa el deporte para ello; es algo que no puedo tolerar. Habla de echar jugadores por ejercer sus derechos, y no está bien. Tenemos que ser todavía más fuertes después de esto. Son tiempos críticos y por la posición en la que estoy, debía hablar también”. Detrás suyo se encolumnaron varias otras estrellas, como Kobe Bryant, Magic Johnson, Chris Paul y Draymond Green. Y no serán los últimos.

Trump se enojó con Curry y la NBA profundizó la grieta con el presidente

En un acto en Alabama, Trump insultó a los jugadores de fútbol americano que tomaron postura con declaraciones o gestos durante el himno estadounidense (AFP).

La polémica, también con el fútbol americano

Durante una visita a Alabama, estado conocido por tener uno de los mayores índices de racismo en los Estados Unidos, Donald Trump no anduvo con vueltas a la hora de sentar posición sobre los jugadores de la NFL (la liga profesional de fútbol americano de su país) que pusieron sus opiniones de manifiesto con declaraciones o actitudes -como arrodillarse durante la entonación del himno antes de los partidos-. Ante la ovación de sus seguidores, el presidente dijo: “¿No les gustaría ver a uno de esos dueños de equipos de la NFL, cuando alguien le falta el respeto a nuestra bandera, decir ‘saquen a ese hijo de puta del campo’? ¡Fuera! ¡Está despedido!’. Si lo hicieran, serían la persona más popular del país, por una semana”. Ya el año pasado, cuando el jugador Colin Kaepernick lideró las protestas pre-partido, Trump lo había instado a “encontrar otro país”. El repudio de jugadores y hasta el comisionado de la NFL fue generalizado.

Publicite con nosotros!

Chequea también

CORONA DE SAN EDUARDO: el millonario valor de la corona emblemática de Isabel II

La corona de San Eduardo es la joya de de las joyas, una pieza que se …

MÚSICA CENSURADA: cantantes borradas de las tapas de los discos en Irán

Aunque parezca increíble, ser mujer en países como Irán, sigue siendo una situación que acarrea injusticia …