Los Pumas cerraron su año más intenso con otra derrota, una floja actuación y muchas preguntas

Los Pumas cerraron su año más intenso con otra derrota, una floja actuación y muchas preguntas

El seleccionado, agotado mentalmente, perdió frente a Inglaterra, que jugó con un hombre menos durante 70 minutos. La gira arrojó sólo una victoria en cuatro partidos.

Los jugadores de Los Pumas discuten con sus pares ingleses tras la durísima falta de Elliot Daly sobre Leonardo Senatore. (AFP PHOTO / Adrian DENNIS)

Los jugadores de Los Pumas discuten con sus pares ingleses tras la durísima falta de Elliot Daly sobre Leonardo Senatore. (AFP PHOTO / Adrian DENNIS)

Se terminó, al cabo, lo que en los dos últimos partidos de la ventana de noviembre fue lo más parecido a un suplicio. Porque Los Pumas, en realidad, acabaron padeciendo la dura gira por Japón y Gran Bretaña que arrojó un saldo negativo en los números con apenas una victoria (ante un mediocre equipo japonés) y tres derrotas frente a Gales, Escocia e Inglaterra, ayer. Pero lo más preocupante -ya se dijo hace una semana- no debe pasar sólo por los resultados; el peor balance que entrega el seleccionado por estos días es el que obliga a transitar el tamiz del rendimiento. Y ahí Los Pumas fracasaron rotundamente.

El último examen no era el más sencillo. Porque fuera de los All Blacks, que siguen estando varios escalones encima del resto, Inglaterra es el equipo del momento gracias a que supo reiventarse después del fracaso de 2015 de la mano de Eddie Jones, el mejor entrenador del mundo. Con el australiano, los ingleses están invictos y en Twickenham, donde Argentina sólo pudo vencer una vez hace diez años, el ganador de nuevo apeló a su extraordinaria defensa y a su condición de equipo serio y seguro de lo que pretende hacer en cada rincón de la cancha. Así celebró con un 27 a 14 que pudo ser aún más amplio por un puñado de circunstancias bien concretas como las de jugar con un hombre menos durante 70 minutos (correcta expulsión de Daly), hacerlo con dos menos en un lapso de 10 (sólo en ese pasaje Los Pumas pudieron anotar todos sus puntos), sufrir con un mal día de su pateador Farrell y perder a Billy Vunipola, su principal ball carrier, durante más de un tiempo.

Los argentinos, agotados en lo mental después que un mismo plantel tuviera la experiencia de una temporada totalmente nueva, con 28 test matches jugados si se suman los 15 partidos de los Jaguares en el Super Rugby y los 13 encuentros de Los Pumas, nunca pudieron encontrar los caminos para herir a su adversario. Y esto resultó así más allá de ese pasaje que fue entre el final del primer tiempo y el inicio del complemento en el que se pasó de 16 a sólo dos puntos en contra gracias a una sucesión de buenos empujes en el scrum y a la potencia de Facundo Isa primero y al broche que Santiago Cordero le hizo después a una gran jugada colectiva.

Entonces el equipo de Daniel Hourcade falló. Se equivocó en el uso táctico del pie con un Hernández que fue un apertura fuera de tiempo y desdibujado en la posición que más le gusta; fracasó en las decisiones tomadas, ya que si bien es positivo tener una actitud permanente de ataque hay momentos en los que impera saber jugar de otro modo; y sucumbió definitivamente en la disciplina al cometer nada menos que 17 penales, un número alto pero que resulta absurdo si se repara en que la posesión de la pelota fue superior al 65 por ciento gracias a las formaciones fijas, sobre todo el scrum. Los Pumas también se equivocaron en su defensa, tanto en el tackle como en el posicionamiento de la línea ante cada patada al cajón de Youngs o a cargar de Ford…

En fin, poco -o casi nada- salió como se esperaba y en el cierre lo mejor fue el último scrum con el que se terminó el partido para que la derrota se consumara y pudiera comenzar el tiempo del balance y del análisis. Que deberá ser profundo y que deberá involucrar a todos los estamentos.

No es cuestión de cambiar staff o jugadores porque sí. Pero habrá que replantear ciertas cuestiones. Aun está el capital de la esencia: la antigua (garra y actitud) y la más nueva (llevar adelante un juego ofensivo). Y además hay destrezas, condiciones y jugadores como Creevy o Isa por ejemplo, para mantener viva la ilusión. Eso sí: el Mundial 2019 está muy cerca. Y ya no hay mucho más tiempo para experimentar.

RELACIONADAS

VALORÁ LA OPINIÓN

te puede interesar

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.

Publicite con nosotros!

Chequea también

CHARLY, AZNAR Y LEBÓN: reunidos por el aniversario de «La grasa de las capitales»

Charly García, Pedro Aznar y David Lebón se juntaron este jueves por el 40 aniversario de «La …

MEDICAMENTOS BIOLÓGICOS: crece el uso para enfermedades de la piel

«Revolución» y «cambio de paradigma» son términos que usan los médicos al hablar de medicamentos biológicos. …