Los grandes se cruzan en un domingo parecido a los de antes

Los grandes se cruzan en un domingo parecido a los de antes

Fútbol local

La úndecima fecha ofrece tres de los partidos que más interés generan. El clásico de Avellaneda, San Lorenzo-Boca y River Huracán atrapan la atención. Llegan con las urgencias propias de estos tiempos y buscan aprovechar la caída del líder.

24/4/2016. Fue el último de Milito, 0 a 0 en el Cilindro. Hoy, su hermano estará sentado en el banco rojo.

24/4/2016. Fue el último de Milito, 0 a 0 en el Cilindro. Hoy, su hermano estará sentado en el banco rojo.


Subirse a una máquina del tiempo, viajar a la década del cincuenta, cuando todavía colgaban piolines en el cuello de los jugadores. O a los sesenta, época de casacas confeccionadas con algodón pique. O a los ochenta, período en el que empezaba a asomarse la publicidad en las camisetas. Es cuestión de elegir cualquier domingo del pasado, de 1900 a 2000, antes de que la televisión manejara la agenda del fútbol del nuevo milenio. Es que, a fin de cuentas, el último día de la semana estaba destinado a los grandes.

Aunque esta vez, no habrá que recurrir a la nostalgia. Hoy será uno de esos días que vivieron nuestros abuelos, que nos contaron nuestros padres y que vivimos aquellos que bordeamos o ya superan los cuarenta. Será un domingo de grandes, con dos clásicos (Racing-Independiente; San Lorenzo-Boca) y un partido (River-Huracán) que se le parece bastante por historia y rivalidad. Con la necesidad de ganar, claro, para alejar sus fantasmas. Porque los seis protagonistas de los tradicionales duelos de esta tarde llegan urgidos, presionados, problemáticos y febriles, en el medio del cambalache que domina la AFA.

Avellaneda, la ciudad de la furia.

Gustavo Cerati era hincha de Racing, pero no imaginó aquel hit de Soda Stéreo para este momento de la Academia. Lisandro López, capitán y emblema, enarboló la bandera de la autocrítica y salpicó a Ricardo Zielinski. Reveló que no se siente cómodo, que casi no llega al arco rival y cuestionó el funcionamiento del equipo. “No quiero que se meta atrás”, disparó. El Ruso recogió el guante. Y se defendió de aquellos que le colgaron el cartel de técnico mezquino. Rubio como Mostaza y Diego Cocca, con ribetes tácticos de uno y otro, espera un final de película como sus antecesores. Necesitará mejorar, claro. Y para lograr el triunfo en el derby, apostará a Gustavo Bou, recuperado de una distensión en el aductor derecho. También estará Nicolás Sánchez, quien no había podido jugar frente a Huracán porque se esguinzó un tobillo en el calentamiento.

Independiente también llega atribulado, con Gabriel Milito cuestionado. Cayó con San Lorenzo, pero hace 13 que no pierde en condición de visitante. Cansado de la falta de contundencia, Germán Denis reemplazará a Diego Vera. En el medio, Juan Sánchez Miño irá por Emiliano Rigoni. Y retornará Víctor Cuesta, cumplida la suspensión, en lugar de Gustavo Toledo.

Boedo y La Boca, barrios rivales.

Después de River e Independiente, el mayor adversario de Boca es San Lorenzo. Hay mucha pica porque su rival azulgrana manda en el historial. Lesionado Fernando Tobio, Juan Manuel Insaurralde estará en la zaga central. La principal novedad es el regreso de Fernando Gago, tras siete meses. Y Barros Schelotto podrá rescatar su esquema fetiche, el 4-3-3 que modificó para hacer sentir cómodo a Tevez.

Golpeado por la eliminación en la Copa Sudamericana, San Lorenzo apostará todo a este clásico. Respecto al choque ante Chapecoense, estarán Belluschi y Blandi en lugar de Corujo y Cerutti. Angeleri, con fatiga muscular, quedó desafectado. Jugará el chileno Paulo Díaz.

Casi un clásico, en el Monumental.

Huracán se convirtió en una bestia negra para River durante el Siglo XXI. Le ganó la final de la Supercopa Argentina y lo eliminó de la Copa Sudamericana en 2015, como golpes recientes. Llega con Caruso Lombardi a Núñez y algunos cambios. Vuelven Nervo y Romat, Araujo cambiará de lateral y Sosa será doble cinco junto a Fritzler.

Gallardo, a pesar de los desniveles, sostendrá el sistema 4-2-2-2. No estará D’Alessandro -suspendido- y descansará Augusto Mina. Volverá Ponzio -cumplió la sanción-, Montiel sustituirá al ecuatoriano e ingresará el uruguayo Mora.

RELACIONADAS

te puede interesar

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.

Publicite con nosotros!

Chequea también

MEDICAMENTOS BIOLÓGICOS: crece el uso para enfermedades de la piel

«Revolución» y «cambio de paradigma» son términos que usan los médicos al hablar de medicamentos biológicos. …

LA MÁQUINA DE COSER: revolucionó la vida de millones de personas en el mundo

Pocas máquinas han sido tan atesoradas en los hogares del mundo, pasadas de generación en …